Calidad de impresión, la gran damnificada en los bajos precios

Calidad de impresión, la gran damnificada en los bajos precios

La calidad es una de las principales cosas a tener en cuenta cuando se va a imprimir cualquier tipo de elemento para una empresa. Sin embargo, la afirmación de “calidad de impresión, la gran damnificada en los precios bajos” es de las más realistas que se encontrarán en el mercado, puesto que no se puede sacrificar la calidad de impresión de esta forma.

Existen varias calidades de impresión, de las cuales hablaremos el día de hoy, y cada una tiene un coste que va aumentando a medida que la calidad va subiendo. Por este motivo, es importante tener en cuenta lo que ofrecen las impresiones low cost que sin duda es la calidad más baja:

  • Impresión básica: este tipo de impresión se obtiene en las imprentas rápidas. En estas se usa por lo general un tóner en lugar de tinta. Estas son las más baratas que se encuentran en el mercado, pero el gran problema es que se pierde calidad y definición respecto a los diseños originales.
  • Impresión buena: con esta impresión se pueden tener mejores resultados porque se puede encontrar mediante tóner o tinta. Estas impresiones alcanzan una mejor calidad en fotografías, y sus resultados son aceptables, pero sin llegar a ser la mejor.
  • Impresión de calidad: esta utiliza materiales de mejor calidad, y máquinas avanzadas. Con estas se pueden alcanzar resultados buenos, aunque no resultados profesionales.
  • Impresión de calidad superior: cuando se busca la mejor calidad no habrá una mejor opción. Esta combina las mejores máquinas y materiales de alta calidad, controlando al máximo toda la calidad del proceso, aunque no es tan fácil de encontrar en las imprentas tradicionales.

En caso de necesitar una impresión de alta calidad, lo mejor será evitar las impresiones low cost o de calidad básica. Estas afectarán en gran medida a la calidad, y esto se notará bastante, en especial si se trata de artículos publicitarios, o cualquier tipo artículo para los clientes.

Se debe recordar siempre la afirmación “calidad de impresión, la gran damnificada en los precios bajos” para que se pueda tener claro el tipo de impresión a elegir.

Autor: Impresión Dos54